Escápate unos días de la cotidianidad para descansar, convivir, hacer amigas y formarte doctrinalmente.